Los sellos clásicos españoles en nuevo son generalmente sin goma, (para protegerles del óxido y de la rotura del papel), y en ese estado los certifican: C.E.M., COMEX y Graus sin hacer mención de ella.

ESPAÑA CLÁSICA